Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2008

Danza

Imagen

Después del eclipse...

Imagen
La Luna

La Luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.
Pon una hoja tierna de luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.

Jaime Sabines.
México. (1926-1999)
Con esta boca salada
te prometo un beso
que no rememore nada
un simple beso
sin fe y sin ternura
un beso tembloroso y frío
Solos tú y yo
en medio del vacío
sin norte ni sur
sin dios y sin el diablo
un beso para que no recuerdes
que un día fuimos juntos
con los labios pegados
al paraiso que inventamos
Esto a ti y a mí
nos puede interesar.

Ana María Jaramillo

Tomado de "La luciérnaga extraviada". Ediciones Sin Nombre,
México, noviembre, 1999.

El Círculo

Este correr desfallecida
palpar la ausencia
guardarla en los bolsillos
y anochecer
partír en las carátulas
cruzar por las calzadas
caer
y regresar a la gran mole
al músculo al metal al cigarrillo
luego girar crecer en la tiniebla
para alcanzar la luz de algún postigo
o el gris gastado del gastado sello
o la mesa
el dedal
o la maceta
donde un clavel anémico agoniza

Esta es mi luz
herida y transbordada
a la ambulancia municipal de turno
Esta soy yo perfil entre perfiles
vacía de manos la palabra
intentando reir
tachando en rojo
la cifra emocional o el calendario

Esta soy yo
silueta amanecida en puerta ajena
o en ajeno lecho
sin un gramo de amor
sin una carta
Volveré
o te espero

Esta soy yo
anillo sin promesas
lámpara ciega
huella sin camino
sólo el dolor creciente de la arteria
sólo el amor quebrado en los bolsillos
golpéando el miedo
arrodillado el grito
palpando el muro sin palpar la grieta

Por eso yo
sin nombre
sin lecho propio ni salero amigo
confundo manos lámparas tornillos para decir
¿Cuál ley?
¿Cuál potro?
¿Cuál espejo?


Mi…

De "El Guardían de la Salamandra" ( Poesía)

Vendrá la despedida
algún día
definitiva
y retornaremos los estandartes
los ojos de tigre
y las flores

Ya en silencio
hombro con hombro
miraremos como juegan otros
a la devoción

Ajenos a esta batalla
sin triunfos ni derrotas.


Elsa Sanguino


Otros encantamientos

Soy mujer que mira hacia adentroSoy mujer luz del díaSoy mujer lunaSoy mujer estrella de la mañanaSoy mujer estrella diosSoy la mujer constelación guaracheSoy la mujer constelación bastónPorque podemos subir al cieloPorque soy la mujer puraSoy la mujer del bienporque puedo entrar y salir del reino de la muerte.

Maria Sabina

Los encantamientos

Imagen
El espejo. Foto: Elsa Sanguino. 1994




Soy una mujer que llora,
soy una mujer que habla,
soy una mujer que espera.


Soy la mujer que se esfuerza,
sou una mujer espíritu,
soy una mujer que grita.

Soy la mujer luna,
soy la mujer intérprete,
soy la mujer estrella,
soy la mujer cielo,
soy conocida en el cielo.

Oye luna, oye mujer Cruz del Sur,
oye estrella de la mañana. Ven.
¿Cómo podremos descansar?
Estamos fatigadas y aún no llega el día.


María Sabina


Tomado del Libro:Luz y luna, las lunitas. Elena Poniatowska.Txalaparta. México.2000
Imagen
HABERESTengopiedras de río guardadas en un cofreDemasiados librosOjos en sepia que nunca llegaré a conocer El hechizo de un melocotón en la punta de la lenguaDos buenos amigosTres kilos sobrantes entre el Ecuadory el Trópico de CapricornioNoventa presagios por minuto
Tengo Sal de todos los maresPalabras rotasolvidos a granelAlgún amante en permanente retornoLíneas fronterizas en las manosMapas albergados en el cuerpocampo fértildesarraigándomeUn hijo en constante fugaVeinte pares de zapatos
Tengo Una pérdidapocos arrepentimientosExilio de fantasmaUn anciano que hace magiay lee poesíaMudas de piel a golpes de lunaUna gatay aquel dios que padece por olvido.

Elsa Sanguino

Ligeramente

Tienes labios taciturnos.

Por si acaso, la idea es mía

y los labios tuyos.


Yo pongo la tristeza

Tú la plaza


O la miel.


Leonardo Padrón


De " El Amor Tóxico". bid & co. Editor. Caracas. Venezuela. 2005

Para ti...

Para ti soy tal vez una huera mujer
con el cabello levemente despeinado
digna de un cuadro renacentista
o de un ardiente cumplido o de un piropo
(dicho como al azar/con rebuscada elegancia)
de sobra sabes que me avergüenzo
de ese otro ser que me esquilma
y me avasalla
de repetirme hasta borrarme
el gesto heredado de pálidas
enhiestas
amas de casa remotísimas
pero ciertamente hay un rótulo en la sangre
una danza en el vientre
una marca rotunda
ten en cuenta muchacho de las cavernas
que he ido ganando el derecho
a perder de igual a igual el paraíso
la paciencia
a compartir la cama
santo y seña
el mundo
fifty fifty
o no hay trato
vete acostumbrando hombre voraz
mujer no es sólo receptáculo
flor que se arranca
y herida va a doblarse en el florero
al fondo de la repisa
entre santos y candelabros trastos de cocina
una mujer es una mujer más sus uñas y sus dientes
lo siento caballero de brillante armadura
aquella doncella rompió el molde
creció



Lidda Franco Farías. Antología Poética. Monte Avila Editores.2004