Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

Práctica de Vida

Imagen
“La mente creativa ama aun cuando no hay razón para amar, es feliz cuando no hay razón para serlo, crea donde aparentemente no hay posibilidades de crear y construye un cielo en la desesperación del infierno”Sangharakshita

De la correspondencia

Julio de 2010.Nena:Danzo con la aspiradora. Muevo poncheras para cazar goteras. Lavo kilos de ropa. Busco bolsas para empacar restos de vida y lanzarlos a la basura. Escucho a Sabina cuando el equipo me lo permite. Recojo cadáveres de cucarachas muertas de soledad. Espanto a la gata blanca que, sin permiso, merodea por la casa. Suelto en cada paso pieles añejas. Reflexiono. Dibujo mapas para conducir el accionar de aquí en adelanto. Me agarro de las barbas del espejo cuando algún fantasma intenta asomarse. Muchas voces me acompañan.
Los quiero mucho. Y los extrañoElsa

Albita-azucar pa tu amargura

Imagen

La mordida profunda

Hay una mordida profunda incisiva
en el centro de mi sexo
por la cual yo me erijo como yo misma
y soy,
y poseo y dono.
Regalo mi cuerpo y mi ansia.
Hay una mordida en mí
que doblega al otro
lo arrodilla, lo inclina
por esa mordida se abre un vasto mar de vacíos
vértigos
precipitaciones
abismos
Me cruza una pendiente
me traza un precipicio
en el amor…
y en todas mis secretas junturas
con cuido, con recelo, tú te avienes a mí
y no me sabes.
Hanni Ossott (Caracas, 1946-2002)

Mujeres en psiquiátricos

Imagen
Arte en confinamiento (II)El gesto del encierro tiene otra profundidad: no aisla a extraños desconocidos; los crea, altera rostros familiares en el paisaje social, para hacer de ellos rostros extraños que nadie reconoce ya.En los comienzos del siglo XX las mujeres podían ser internadas en psiquiátricos por varias razones, por prostitución, malas relaciones familiares, por tener un hijo ilegítimo, un amor desafortunado, un divorcio, un matrimonio sin hijos o incluso por viudedad. Al menos así sucedía en Alemania, donde se han rescatado más muestras del trabajo de los internos gracias a la labor del psiquiatra Hans Prinzhorn.
Para ello bastaba con que su padre, su hermano o su marido la condujeran a un centro psiquiátrico donde a menudo se les diagnosticaba esquizofrenia que en aquella época era llamada Dementia Praecox.Allí sufrían las duras “terapias” consistentes en aislamiento, baños de larga duración, camisas de fuerza, sujeción con paños mojados, sobre-alimentación involuntaria, …

Eva la transgresora o María la abnegada

Imagen
Florence ThomasNació en Rouen (Francia). Es psicóloga y magíster en Psicología Social en la Universidad de París. Radicada en Colombia, Thomas destaca como feminista y asesora de organismos oficiales y no gubernamentales en el campo de los estudios de género.