Entradas

LA FUNCIÓN

Imagen
De niña fantaseaba.
Solía caminar por el borde
de la jardinera
un pie delante del otro, cuidadosa.
Acto heroico, evadir la caída.
Aquel entonces
entre mis pasos y el abismo
corta era la distancia. Soñaba ser funámbula,
hendir el aire con los brazos extendidos.
Ave por un instante, oscilar.
Girar ovillada,
alcanzar desde la levedad
-eso creía-
un punto de destino. No hubo advertencias.
Es la vida,
iluminada pista de circo,
que nos avienta
de los abrazos al destierro,
del todo a la nada.
Sin red Elsa Sanguino
2015
Fotografía tomada de la web.

INSOMNIO

Imagen
Deseo amarrarlos a todos. Devolverlos al pozo profundo de donde, resistentes ellos, insisten en escapar.
Cada cierto tiempo sus gritos aturden. Algunos agitan carteles, plantan ante mí  imágenes borrosas, pretéritas, extraviadas. Trazos pálidos en mis cenizas.
Intento asirlos,  se escurren por las esquinas de la almohada. Cebados de silencio, crecen, desbordan.
No caben en la madrugada cuando me convierto, otra vez, en una conjugación  del olvido.

Elsa Sanguino. 2015

A LA CARTA

Imagen
Pase Ud. Escoja la mesa, tome los cubiertos. Que no le preocupen las formalidades. Bien puede usar cuchillo y tenedor, la cucharilla del postre o el destornillador. ¿Una brocheta le vendría bien? ¿O lo prefiere asado, término medio-vuelta-y-vuelta, sangrosito? Tenemos la opción de prepararlo troceado en pedazos microscópicos, desmechado o en filete. Crudo si lo prefiere, con alguna de las salsas de la casa. Cuidado, puede mancharse la camisa. Salado, dulce, ácido amargo. Licuado si tiene problemas con la dentadura.Lo siento. ¡Qué pena! Las porciones ,sí, son pequeñas…Un corazón no alcanza para tantos comensalesElsa SanguinoTítulo de la imagen:” Un bocadito, muchos apetitos”Arcilla modelada a mano sobre madera, tintas engobes.2009. Elsa Sanguino.Etiquetas de Technorati: ,,

REFLEJOS

Imagen
Fotografía: Elsa Sanguino

El tercer acto de la vida (la tercera edad)

Imagen

Otra boca

Imagen
“Otra boca”.  Grafito sobre papel, 2009. Elsa Sanguino

POEMA DEL DESAMOR

Ahora en la hora del desamor
Y sin la rosada levedad que da el deseo
Flotan sus pasos y sus gestos.
Las sonrisas sonámbulas, casi sin boca,
Aquellas palabras que no fueron posibles,
Las preguntas que sólo zumbaron como moscas
Ysus ojos, frío pedazo de carne azul.
Días perdidos en oficios de la imaginación,
Como las cartas mentales al amanecer
O el recuerdo preciso y casi cierto
De encuentros en duermevela que fueron con nadie.
Los sueños, siempre los sueños.
¡Qué sucia es la luz de esta hora,
Qué turbia la memoria de lo poco que queda
Y qué mezquino el inminente olvido!
María Mercedes Carranza(Bogotá, 1945-2003). Licenciada en filosofía y letras por la Universidad de los Andes. Periodista cultural