Entradas

Mostrando entradas de enero, 2008

Mujeres de Atenas

Nosotras, en tiempos de guerra,
somos unas combatientes admirables,
aunque nuestros heroísmos estén hechos
a la medida de un libro que nunca se escribió.
A veces entregamos nuestras joyas
a una causa que no entendemos del todo
pero que íntimamente detestamos,
y luego cuidamos, como siempre, de la casa
con una expresión ambigua en las mañanas,
que no es de miedo, pues no somos temerosas
aunque la visión de muelles y aeropuertos
nos estremezcan hasta la náusea
y nos persiga en el sueño.

Es verdad que hilamos más que de costumbre
pero es cierto que estas telas recias nunca alcanzan
para la vastedad de nuestros lechos.
Casi todas tenemos la tendencia
a coleccionar las cosas más triviales
como caracoles y vidrios coloreados,
y también todas pasamos muchas horas
inmóviles frente a los espejos
como tratando de develar algún misterio
pero está visto que nunca es suficiente.

Sólo nosotras sabemos
cuánta amargura esconden unas manos quietas,
cuánto oscuro deseo anida en lo sereno,
cuánta violencia late en la sumisión.
Na…

LA DISTANCIA

Uno no debe tomar en broma a la distancia, dicen,dicen que la distancia es un cuchillo,una extraña botella donde crece la noche.
Que no se puede jugar con la distancia, dicen,porque la muerte viene como una bayonetay no hay dios que te salvecuando estás entre andenes que sollozan.
Que es una cosa seria la distancia, dicen,que a veces se disfraza de hasta luego,y a veces es tan simpleque dan ganas de hablarle, de hacerle un chiste, o simplemente andar calle tras callellevando su valijatotal ella es así,tiene un pequeño bolso y un pañuelo,y un trajecito gris,y es tan muchacha de familia, buena.
Pero no es de confiar en la distancia, dicen,porque ataca de pronto y como un tigre,tiene predilección por las gargantas,sabe partir en dos las primaveras,saltar sobre palabras que palpitany beberles la sangre,sabe matar de golpe y limpiamentelo mismo que un verdugo.
Pero a mí me dan risa los verdugos,quería decírtelo,y con los tigres suelo llevarme bien,y esto también quería decírtelo,y la distancia…

EL DESAMOR

II.Aunque el desamor nos toque como a un espejo que se rompe,
donde solamente nos miramos una vez, los ocasos de la vida
que señalan otra jornada, pueden ser hermosos como la
sabiduría de una puesta de sol, a pesar de ser adiós.Mas, no siempre los pájaros vienen a nuestra ventana.
Tampoco el poema ni el poeta son sólo fiesta. El clima
de saber, que a conciencia ya no podemos permanecer
en la calidez añorada de ciertas cercanías, nos hace taciturnos. A pesar que son más flores las flores que no vimos,
bienvenidos al lamento la tarde, los gatos y la ausencia.
III.Al parecer la vista quiebra hacia otras latitudes y quizás se concentre en viejas permanencias. Aún así, es inútil quitarse de encima la doble sombra, el destino terminado, la creencia de que el río abrazará siempre profundo su afán de mar.No pretendo con esta retórica sobre el desamor saber de
pasados ni de promesas. Atino más bien exiliar lo abrupto aunque duela, la armonía tradicional, aunque fastidie.
Esto ayuda a resurgir para nueva…

De "Desnudo y a la Intemperie" (Poesía)

Pagaríascon moneda antiguaverme vestida de haraposalejarme de la nochede luna negracuando conjuro tu almacon murmullos que desconocesPuedes huir con lamentosy salvarte a tiempoPero algoirremediablete hace desearuna muerte dulcepara tu gusano de seda

Elsa Sanguino
Del libro publicado por la Editorial El Perro y la Rana, Ministerio de Cultura de Venezuela, 2006.

CARTAS DE PAPEL

La llegada del cartero, bienvenida en otros tiempos, tiende a desaparecer. Los medios electrónicos han sustituido paulatinamente el comunicarse con los demás a través del papel y la tinta. El género epistolar, cultivado durante generaciones,hoy se realiza con la inmediatez que otorgan el computador y la red. La escritura por esta vía sigue cumpliendo con su función primordial, la comunicación, pero no se compara con la calidez de unas páginas cuidadosamente manuscritas. En la caligrafía,más allá de las palabras, se puede inferir el temperamento del remitente gracias a los detalles trazados en las curvas de cada letra. Con innumerables cartas fue posible reconstruir episodios de la historia publica y privada, los procesos de vida de muchos personajes. Hechos que al tratar de imaginarlos, aún hoy nos conmueven a pesar de los años transcurridos como lo puede ser la semblanza de una Manuela Sáenz, exiliada, febril, leyendo y releyendo las cartas de Bolívar en Paita. Papeles amarillentos c…

Postal Tropical, por Elsa Sanguino

Imagen
El telar II. Foto: Elsa Sanguino, 1993

POSTAL TROPICAL
Aquí estoy, con mis bienes en la puerta y esta lluvia que no cesa. ¿Hacia dónde me dirijo?. La mujer que ayer juraba quererme, hoy a las siete y quince de la noche, tuvo la ocurrencia de entregarme el equipaje: una caja de libros y el paraguas que le regalé en su último cumpleaños. Y así, muy sonriente pero con voz gélida me dijo “ Te me vas rapidito”.Sin chistar, la dejé que me echara.Sí, estoy sin amo. Me siento como elperro de largas patas que solía perseguirme cuando trotaba por el parque. ¡Demonios! Otro taxi que pasa de largo. ¿Es que acaso soy invisible? Ahora entiendo la cara de mi padre el día que salió dando portazos y maldiciendo por igual a las madres de los curas y a los jueces civiles, sin percatarse siquiera que todo el vecindario lo observaba. No pude decirle cuanto lo amaba,no pude decirle que no me dejara solo en la mitad de la calle,abrazado una pelota de muchos colores para no caer. Con la promesa de ir alguna ve…