LA DISTANCIA

Uno no debe tomar en broma a la distancia, dicen,

dicen que la distancia es un cuchillo,

una extraña botella donde crece la noche.


Que no se puede jugar con la distancia, dicen,

porque la muerte viene como una bayoneta

y no hay dios que te salve

cuando estás entre andenes que sollozan.


Que es una cosa seria la distancia, dicen,

que a veces se disfraza de hasta luego,

y a veces es tan simple

que dan ganas de hablarle, de hacerle un chiste,

o simplemente andar calle tras calle

llevando su valija

total ella es así,

tiene un pequeño bolso y un pañuelo,

y un trajecito gris,

y es tan muchacha de familia, buena.


Pero no es de confiar en la distancia, dicen,

porque ataca de pronto y como un tigre,

tiene predilección por las gargantas,

sabe partir en dos las primaveras,

saltar sobre palabras que palpitan

y beberles la sangre,

sabe matar de golpe y limpiamente

lo mismo que un verdugo.


Pero a mí me dan risa los verdugos,

quería decírtelo,

y con los tigres suelo llevarme bien,

y esto también quería decírtelo,

y la distancia es una cosa tonta

un padrenuestro,

un pequeño bocado

que mi amor se devora, clac,

casi sin darse cuenta.


Humberto Constantini

Argentina

Comentarios

Entradas populares de este blog

Anécdotas Zen

Eduardo Galeano

Raúl Gómez Jattin