Abres la puerta...


Abres la puerta de tu casa
para que alguien se abrigue
en ti
y desde dentro te requisa
el huésped
te muerde con ira helada
oscura.

En la mañana
abres
(de nuevo)
la puerta de tu casa.



Aura Furore, 2005



Comentarios

Entradas populares de este blog

Anécdotas Zen

Eduardo Galeano

Raúl Gómez Jattin