viernes, 30 de julio de 2010

CLAVES, CODIGOS Y DESMEMORIA

c2bfpara-que-se-usan-los-codigos-de-barras

Introduzca la clave… dice el operador de la caja registradora con aire de cansancio. Y allí van los numeritos que con tino permitirán el descargo de un pago en la ferretería.

Me he percatado que todo, absolutamente todo, depende de las claves. Los computadores. Las cuentas de los bancos. Los talones de pago del trabajo. Los correos, páginas electrónicas y blogs. la televisión por cable. El proveedor del gas doméstico. Los repuestos de la lavadora. Los servicios médicos y pare contar.

Perfecto, maravilloso, si pudieran manejarse todas las situaciones con la misma clave. Una sola, única e inviolable clave pero no. Cada cierto tiempo se hace necesario cambiarlas, por seguridad dicen las páginas de alerta, que leo si logro recordar el acceso de uno de mis correos.

Algunas son alfanuméricas. Otras numéricas solas. Otras alfabéticas únicamente. De cuatro cifras, de seis máximo otras. Las hay también sin límite específico, es decir que pueden ser algo así como “el-nombre-completo-de-mi-abuelita-mas-la-talla-de-pantalón-de-mi-marido”,”la-ciudad-donde-extravié-la-billetera”, “la-fecha-cuando-el –nene-el último-se-le-aflojó-su-primer-diente-de-leche”.

Las preguntas de seguridad me dan risa. El nombre de su mascota de infancia. ¡Ajá! ¿Y si no tuve? La profesión de su abuelo. Aquel anciano hacía de todo. El color de cabello de su mejor amiga. Bueno, aquí si me la ponen difícil: Son varias y la mayoría de ellas, a estas alturas, se tiñen el cabello.

Cada vez que por alguna razón aparentemente lógica debo cambiar alguno de los mentados códigos, comienzo a tener sudores fríos durante la semana posterior al reacomodo obligado. He optado por anotar los datos en un papelito. Dicho papel, depositado en algún remoto lugar de la cartera, me hace acreedora de las miradas desesperadas de las cajeras y de la impaciencia no manifiesta del resto de los compradores, que esperan en cola. ¿Es que acaso a ellos no les sucede?

Añoro los tiempos aquellos de viva el alto, del santo y la seña.

Para mi fortuna respirar, reír, amar, no requieren de claves ni contraseñas.

Elsa Sanguino

miércoles, 28 de julio de 2010

BROOMS

Alejandro Jodorowsky

sele0GP1 


En la base de su terapia son fundamentales el arte y la poesía.

Creo que todo ser humano debe dedicarse a escribir poesía media hora al día, sin preocuparse de si lo que escribe es bueno o malo, si va a tener éxito comercial o no. La poesía ha de ser una constante en la vida para depurar el ego... Cada día deberíamos realizar un acto gratuito, una cosa chiquita que sirva a los demás, como dar una chocolatina a un niño, cosas simples. Yo he llegado a cierta depravación en la búsqueda de la bondad. A veces deposito un billete en el bolsillo de un mendigo que está dormido, para que crea que tiene suerte. Invento milagros. Aunque no creas en los milagros puedes hacer pequeñas obras para ayudar a los otros.

Esta habitación está repleta de cartas de agradecimiento en las que se me pregunta qué deseo en compensación por la ayuda otorgada. Yo respondo que nada, porque ayudo gratuitamente. Hago todo esto en función del tiempo del que puedo disponer para los demás.


¿Qué usa para acompañarse cuando crea?

Desde hace treinta años trabajo siempre con música de fondo de arpas célticas, que producen un efecto un poco hipnótico. Si no estoy muy inspirado, perfumo las suelas de mis zapatos o dibujo con un pincelito empapado en miel un eneagrama en la planta de mis pies. Y, en momentos de sequía creativa, me tiño los testículos de rojo con pintura vegetal.


Dice que el arte cura. ¿De qué manera?

El arte cura porque tenemos que curarnos de no ser nosotros mismos y no estar en el presente. Hay una frase hasídica que dice: «Si no eres tú, ¿quién? Si no es aquí, ¿dónde? Si no es ahora, ¿cuándo?». Si eres capaz de solucionar el cuándo, el aquí y el quién (el tú), estás siendo tú mismo, y ya has logrado curarte.


¿Realizar arte es conocerse a sí mismo?

Sí, pero conocerse a sí mismo es conocer a la humanidad y al universo. Es pasar de lo singular a lo plural.


¿Podría explicarlo?

Piensa que la necesidad de curación se produce por la falta de conciencia. La enfermedad consiste en que hemos cortado las uniones con el mundo. La enfermedad es falta de belleza, y la belleza es la unión. La enfermedad es falta de conciencia, y la conciencia es unión con uno mismo y con el universo.

Alejandro Jodorowsky

Extracto de la entrevista de Alejandro Jodorowsky con Javier Esteban que se incluye en 'Psicomagia'. Editorial Siruela. Argentina.2005

domingo, 25 de julio de 2010

DE LAS CANCIONES DE BILITIS

MAnos luminosas

LA LUNA DE OJOS AZULES

La noche, las cabelleras de las mujeres y las ramas de los árboles se confunden.

Yo estaba caminando por el borde del agua cuando escuché una canción de doncellas:

-¿Qué cantáis, doncellas?

-Cantamos a los que regresan.

Una espera a su padre, la otra espera a su hermano. Pero aquella, la que espera a su amado, es la más impaciente.

Y trenzaban coronas con las palmas del palmar y los lotos del estanque. Y se enlazaban por el cuello y se iban cantando y disolviendo en ondas.

Me alejé a lo largo del río. Pero al mirar a mi alrededor, pude ver detrás de los grandes árboles, una luna de ojos azules que me estaban acompañando…

Pierre Louÿs.

Francia (1870-1925)

 

Foto: E. Sanguino

Joan Manuel Serrat - En la vida todo es ir

viernes, 23 de julio de 2010

La Luna, espejo de lo Femenino

image 

Cuando el ardiente sol oculta su incandescente cuerpo más allá de las rojizas montañas, todas las formas de la Naturaleza anteriormente bañadas por sus dorados rayos van perdiendo su esplendor y lentamente se transforman en oscuras sombras, perfiladas por una tenue luz plateada. Es en ese momento cuando en el frondoso bosque comienzan a despertar los hijos de la noche, los búhos y los lobos. Ellos, como fieles servidores, alzan la mirada hacia su señora, la Luna, aquella dama que desde su altar celestial inicia el gobierno de su reino, el reino de la noche y del misterio.

Todas las antiguas civilizaciones se preguntaron el porqué del Universo y hacia dónde se dirige. Y la Humanidad quedó particularmente hechizada por ese misterioso astro compañero de la noche. Nuestra forma de civilización actual tampoco puede escapar a este fenómeno. Hoy día resulta nostálgico leer el premonitorio relato Viaje a la Luna del escritor francés Julio Verne. Porque aunque la ciencia actual cree conocer prácticamente todo acerca de ella, en su error de parcelar las áreas del conocimiento ha olvidado la maravillosa experiencia de interpretar su significado. Y por muchos artefactos que lance hacia su superficie, sigue evitando ponderar toda interpretación antigua sobre ella, lo que le aparta definitivamente de toda visión de conjunto.

Por las sendas del pasado
Desde los primeros tiempos, a través de ciertos símbolos, encontramos intentos de representación del carácter cíclico y cambiante de la Luna. Su peculiar característica no podía representarse bajo un emblema estático, puesto que se distinguía esencialmente entre luna llena, media y oscura. Estos tres aspectos eran representados por dos medias lunas y un círculo o disco. Así aparece, por ejemplo, en una moneda hallada en Megara (Grecia), donde tres medias lunas están colocadas en una especie de cruz o esvástica primitiva. Al igual que ésta, otras medias lunas similares se encuentran en monedas mesopotámicas representando a la Diosa Triforme. Dichas monedas están relacionadas con otras muchas representaciones triples de la Diosa Luna. Del mismo modo, en la Grecia clásica, la Diosa Hécate representaba a la luna oscura, siendo acompañada por unos fieles perros. Curiosamente, del mismo modo se ha representado a la citada Diosa Triforme babilónica. Dicha cualidad trina se representa a través de estatuas posteriores donde aparece como una mujer triple.
También encontramos en culturas como la celta otras Diosas Trinas, como las Bridgets, que representan los tres aspectos de la Diosa Luna. Incluso cuando el cristianismo fue impuesto en países donde hasta entonces se había venerado a esta Diosa triple, su adoración fue re asimilada pasando desde entonces a figurar en las leyendas de "Las Tres Marías".
Prosiguiendo nuestro recorrido por las múltiples culturas antiguas, hallamos que general y constantemente la Luna ha venido representando simbólicamente a la Gran Diosa Madre Gestadora, y por tanto también está vinculada estrechamente a la figura de la mujer. En las distintas Mitologías del pasado se refieren a ella como a la "Materia Primordial" expresada simbólicamente en las figuras del mar o el agua, que alude a la "Matriz Generadora" de aquel primer instante de la Creación de donde posteriormente surgirá todo el Universo manifestado.

Aun así, contrastando los textos, paradójicamente nuestra protagonista aparece con una clara contraparte natural, cuando en lugar de creadora se torna destructora; y aunque este aspecto parezca negativo a primera vista, es necesario puesto que simboliza la destrucción de las formas gastadas, evidentemente imprescindible para poder formar una vez más cada nueva creación. Ejemplo de esto último lo encontramos en la milenaria China, donde la Diosa lunar es quien otorga la vida cuando periódicamente se produce una inundación. Podemos comprobar este doble aspecto en multitud de representaciones artísticas en diversas culturas, especialmente en el arte religioso, cuando se pinta cada mitad de su faz usando los colores blanco y negro.
Así entre los ainu de Japón, la luna iba vestida con un traje blanco y negro. En Egipto, las Diosas Isis y Nephtis encarnarían también ambos aspectos lunares en sus formas creciente y decreciente. Isis aparece con la faz luminosa representando a la Tierra, a la Materia Primordial fecundada por el Espíritu que dará nacimiento al mundo; y es el aspecto virginal de la naturaleza femenina, su oculta faz.
Por otro lado la Luna es también el astro que preside por excelencia los ritmos de vida en la Tierra. Crece y decrece, aparece y desaparece, su vida está sujeta a la Ley universal del devenir; nacimiento y muerte.
La Luna revelaría al hombre su propia condición humana, sujeto al ciclo de vida y muerte, aunque no a la extinción.

Aspectos esotéricos
S e dice que los viejos anales de la Sabiduría atemporal abarcan extensos compendios respecto al astro nocturno. Sintetizamos este punto aportando algunas pinceladas.
Los antiguos filósofos herméticos pensaban que la Luna dio al hombre su forma astral o "Cuerpo de emociones". Más recientemente la extraordinaria ocultista Helena P. Blavatsky expuso asimismo cierta referencia esotérica hacia los Pitris o Padres Lunares como creadores de la parte física del hombre y de cada uno de sus principios inferiores. Comenta también cómo nuestro cercano astro se halla en estos momentos en un período o etapa de descomposición, girando a nuestro alrededor como si de un cadáver se tratase. En dicho proceso quedarían adheridos a la Luna ciertos "elementos extraños", ideas negativas, sombras, etc. Se trata de formas nefastas para el ser humano, puesto que nos atraerían hacia ciertos estados de retrogadación o profunda excitación emocional que puede arribar incluso a la locura, hechos que, por otro lado, han sido corroborados por la ciencia actual.
Estas comprobaciones modernas ya quedaron reflejadas en el pasado bajo la forma de mitos. En Grecia a Hécate se la llamaba "Antena", "dadora de visiones"; una Diosa que a la vez podía aportar tanto inspiración como locura, precisamente porque el tipo de inspiración que aporta la Luna no es un pensamiento racional, sino algo de naturaleza más semejante a la intuición artística del soñador o del visionario; de ahí derivaría el término médico moderno de "lunático".

La Luna y el principio femenino
La Luna ha sido el símbolo atemporal y permanente que a través de innúmeros milenios ha representado a la mujer en todo el planeta. En el arte de la poesía, ya clásica o moderna, desde tiempos inmemoriales, en los mitos y leyendas, la Luna ha representado la Deidad de la mujer, el principio femenino, así como el Sol con sus héroes simboliza el principio masculino.
Para el hombre antiguo la Luna era símbolo de la verdadera esencia femenina, en contraste con la esencia del hombre, de carácter solar. En los diferentes mitos y cosmogonías se muestra claramente el sentimiento que tenían hombres y mujeres hacia el "Principio Femenino", Principio que controla al mismo tiempo la vida física y psicológica más profunda de la mujer. En nuestra alienada civilización dicho Principio ha sido descuidado y tan sólo han sido creadas ciertas acciones mecánicas sobre las costumbres convencionales de la mujer. Pero esta Fuente de Energía espiritual y psicológica sigue ahí, inmutable por siempre.
En toda cultura mistérica, la Luna era venerada por mujeres. Ellas estaban a cargo de prácticas mágicas destinadas a fomentar su poder fertilizador. Las funciones más importantes eran el abastecimiento del Agua Sagrada y el cuidado de la llama Sagrada que representa la luz lunar, que no debía extinguirse jamás. En muchos lugares, las sacerdotisas recibían supuestamente la Energía Fertilizante de la Deidad en beneficio de toda la comunidad. Los numerosos templos dedicados a las más diversas e importantes Diosas del mundo eran atendidos por sacerdotisas que se convertían en perfecto canal para la manifestación de la Divinidad en cuerpo y alma. Tal es el caso de las sacerdotisas Mama-Quilla en Perú o las vestales romanas, dedicadas a mantener este fuego sagrado en el templo de la Diosa-Matriarca.

La íntima conexión entre el rito de fertilidad femenino y la Luna estaba en muchos casos asociada con determinados órganos femeninos tales como los senos, útero y ovarios, además de su ligazón al proceso de gestación y del parto.
En la antigua Babilonia se pensaba que la fertilidad, el embarazo y el nacimiento de los niños tenían una estrecha relación con la influencia de la Luna. Los ahts y groenlandeses creen que la Luna es incluso capaz de embarazar a las mujeres. Y muchas tribus de Nigeria creen que no se necesita marido para la procreación, ya que la Gran Madre Luna, que está en el cielo, manda al Pájaro Luna a la Tierra para traer bebés a las mujeres que lo deseen. Esta idea no es muy distinta de la nuestra cuando a los niños se les dice que los bebés son traídos por una cigüeña. En las tribus más primitivas no sólo se responsabiliza a la Luna del embarazo, sino que también tiene otra función piadosa: la de cuidar el nacimiento del niño. Por eso, la mujer que está a punto de dar a luz se dirige a su protectora celeste para pedirle ayuda en esos difíciles momentos. A menudo el principal trabajo de la comadrona consiste en rezar y ofrendar al astro para asegurar un parto fácil. Aún en nuestros días, las mujeres del sur de Italia llevan una media luna como amuleto para obtener el socorro de la Luna durante el nacimiento de los niños.
Durante milenios, el ser humano ha vivido armoniosamente acompasado a los distintos ritmos de la Naturaleza. Nuestros antecesores, ayudados por calendarios solares y lunares, conocían las energías e influencias de la Naturaleza, y aplicaban dicha sabiduría en la vida cotidiana. La Luna, como portadora de fertilidad, desempeñaba un papel muy importante, junto a otros astros, en el campo de la agricultura, llegando a recibir el nombre de "Madre y Señora de las Plantas". Su influencia no sólo se ha considerado favorable, sino indispensable para el crecimiento del Reino vegetal. En múltiples culturas, como representante de esta fuerza fertilizadora, o bien como Deidad de fertilidad, se le ofrecían plegarias previas a la siembra y la recolección; era también habitual la recogida de plantas medicinales en determinadas épocas, cuando contienen mayor cantidad de sustancias activas. Pero hacia finales del siglo XIX el conocimiento de estos ciclos naturales cayó irremediablemente en el olvido. Se creyó que se podía ignorar la sabiduría de los antepasados y el respeto de estos ritmos naturales pasó a considerarse algo superfluo. Este olvido se ha heredado hasta nuestros días y nos hemos entregado a un uso exagerado de todo tipo de máquinas agrícolas, fertilizantes y pesticidas. Hemos elevado la comodidad a corto plazo a la más alta jerarquía. En el vértigo de la sórdida vida consumista creemos poder superarlo todo, incluso a la propia Naturaleza, pero olvidamos que irremediablemente formamos parte de ella.

El hecho de que el Sol esté relacionado simbólicamente con el principio masculino, mientras que la Luna refleja lo femenino, ha sido recogido en los distintos mitos que nos presentan las diversas culturas del planeta. El Sol representa esa constante fuente de luz y calor que desaparece durante su viaje nocturno y reaparece por la mañana. Como eterna contraparte, la Luna es variable y sigue un orden diferente; incluso el horario de salida parece depender de su capricho. Estas extrañas cualidades se reflejan en el mundo psíquico de la mujer, que a veces ofrece una imagen de inconstancia o variabilidad. Pero, como en el caso de la Luna, un orden o regla oculto es la base de su aparente volubilidad, dado que para la mujer el carácter cíclico de su vida es algo muy natural. Ésta le impone flujos y reflujos en su experiencia actual, no sólo en ritmos diurnos y nocturnos, como hace con el hombre, sino también en los ciclos lunares, con las fases de cuarto, media, luna llena y menguante, y así hasta arribar a la luna oscura. En el transcurso de este ciclo completo, la energía de la mujer aumenta, brilla con esplendor y decae de nuevo; cambios de energía que afectan tanto a la vida física y sexual como al mundo psíquico y espiritual femenino.Hasta aquí hemos intentado desvelar parcialmente uno de los grandes misterios que rodean la noche. Posiblemente seguiremos ignorando muchos de sus secretos que, como fiel guardiana plateada, nos oculta. Mas nosotros, efímeros mortales, seguiremos interrogándola y buscaremos arduamente su divina inspiración, de igual modo que a lo largo de la Historia tantos poetas, soñadores y escritores han anhelado.
Mientras tanto, nos será imposible evitar cada noche alzar nuestra mirada al cielo y rendirnos a sus pies. Rendirnos y evidenciar tanto belleza como misterio.

BIBLIOGRAFÍA
* El influjo de la Luna, Dr. Arnold
L. Lieber. Ed. Edaf.
* Locura Lunar, E. L. Abel. Ed. Diana.
* El Zodíaco, clave del Hombre y del Universo. Omraam Mikhaël Aïvanhov. Ed. Prosveta.
* Los misterios de la Luna, Henri Premont. Arias Montano Editores.
* Los Misterios de la Mujer,
Esther Harding. Ed. Obelisco.
* La influencia de la Luna, Johanna Paungger y Thomas Poppe.
Ed. Martínez Roca.
* Glosario Teosófico, H.P. Blavatsky.
Ed. Kier.

Fuente:

http://www.nueva-acropolis.es/cultura/simbolismo/Luna_espejo.htm

jueves, 22 de julio de 2010

LAS TRECE LUNAS

3D40

El calendario de las trece lunas no es la Cuenta Larga Maya, es una formulación pura y actualizada de los Códigos Calendáricos Matemáticos traídos originalmente a este planeta por los Mayas. Es una NUEVA DISPENSACION DE TIEMPO para nuestro tiempo. Nadie sabía mejor que los Mayas, ni registrado más adecuadamente, la naturaleza precisa de los muchos ciclos de tiempo en los cuales la Tierra está involucrada como cuerpo planetario dentro de un sistema de estrellas Galáctico.

Era la intención de los Mayas que su formulación del tiempo, basada en un código de frecuencia 13:20 (13 tonos galácticos, 20 frecuencias solares) fuese un regalo que contribuyera al cumplimiento de la Consciencia Humana sobre el Planeta Tierra. Al igual que los Hopi, esperando a Pahana, "el hermano blanco perdido", los Mayas esperaban la llegada de su Kin del otro lado del Atlántico.

En Octubre 12 de 1492 DA, (Tierra 7 del año Tormenta 7), Cristóbal Colón llegó al "Nuevo Mundo". La esperanzas de los Mayas, de los Hopi y de toda la gente indígena, no solamente de las Américas, sino del Planeta completo fueron frustradas y destruidas. El genocidio, la esclavitud y la colonización fueron la recompensa para la gente indígena. Nunca había sido el conocimiento de una civilización tan grande tan intencionalmente desacreditado y destruido como lo fue el conocimiento de los Mayas.

En un simple y único acto de conquista, la Humanidad fue privada del regalo del conocimiento del tiempo. En 1583 la Iglesia Católica instaló su "reforma" del tiempo conocida como el Calendario Gregoriano. Simultáneamente a la proclamación del Calendario Gregoriano fue el desarrollo del tiempo mecanizado, la base de toda la tecnología de máquinas. En lugar de una frecuencia de tiempo galáctica 13:20, el Planeta fue legado con la frecuencia 12:60 (12 meses al año y 60 minutos la hora) de la tecnología de máquinas.

La frecuencia 12:60 de la tecnología de máquinas es tiempo sustituto, el cual en realidad está basado en estándares de medida del espacio. En las revoluciones científicas e industriales que siguieron, la dominante mente materialista y adquisitiva occidental envolvió a todo el Planeta.

Esta misma mente busca ahora conquistar el espacio también. La humanidad de hoy es manejada y obsesionada por una ciencia basada en el espacio y las matemáticas. Al reconocer solamente el espacio sin entender el tiempo, la ciencia ha creado una raza suicida y lisiada de seres humanos esclavizados viviendo sin esperanza en un medio ambiente planetario que se está deteriorando rápidamente.

Hasta que la raza humana esté dispuesta a reconocer su error de vivir en un tiempo equivocado y quitarse a sí misma de la influencia de este tiempo erróneo, la humanidad no tendrá ninguna esperanza de curarse a sí misma de los problemas que ella misma ha creado.

El primer paso inmediato que necesita ser tomado es liberarse del Calendario Gregoriano, reemplazándolo en su lugar por el Calendario matemáticamente adecuado de las 13 Lunas. El Calendario de las 13 Lunas es la pieza clave de la nueva dispensación de tiempo.

Las matemáticas del tiempo no tienen nada que ver con las matemáticas del espacio. Las matemáticas del tiempo están basadas en números completos y fracciones; es radial y no lineal. Estas matemáticas cuatridimensionales consisten en CONJUNTOS DE CICLOS ENTRELAZANTES que se repiten con diferentes significancias a través de niveles que se expanden cada vez más.

Es de la mayor importancia que el conocimiento del tiempo como las 13 Lunas en Movimiento sea diseminado a través de todos los sistemas de comunicación y educación en todo el Planeta, tan rápido como sea posible, y que el Calendario Gregoriano sea dejado a un lado tan pronto como se pueda. Una vez que la Humanidad esté operando en el estándar correcto de tiempo, tendremos una base apropiada de unificación para alcanzar y lograr la enorme y heroica tarea que ahora nos desafía.

Más grande que cualquier enseñanza espiritual es el regalo del tiempo

Fuente:http://www.tortuga.com/esp/new/index.html

Vanessa da Mata -- Boa Sorte/Good Luck - Clipe Oficial

miércoles, 21 de julio de 2010

ISABEL

Copia de Mèrida-Barquisimeto 2010 088

 

Del diario de Isabel:

Gracias a los que de una u otra forma me maltrataron.

Gracias a los que se burlaron de mis afectos.

Gracias a los que sabiéndome pobre y sola me ignoraron.

Gracias los que nunca quisieron escucharme.

Gracias a los que me abandonaron.

Gracias a ustedes la despedida es fácil

María Inmaculada Barrios

Del libro “Isabel”. Grupo Editor Derrelieve . Caracas. Venezuela

Foto: E. Sanguino

Joaquin Sabina - Pastillas para no soñar

domingo, 18 de julio de 2010

LA PASIÓN

Salimos del amor

como de una catástrofe aérea

Habíamos perdido la ropa

los papeles

a mi me faltaba un diente

y a ti la noción del tiempo

¿Era una año largo como un siglo

o un siglo corto como un día?

Por los muebles

por la casa

despojos rotos:

vasos fotos libros deshojados

Éramos los sobrevivientes

de un derrumbe

de un volcán

de las aguas arrebatadas

Y nos despedimos con la vaga sensación

de haber sobrevivido

aunque no sabíamos para qué

Cristina Peri Rossi.

España

miércoles, 14 de julio de 2010

Les Nubians - Solide

A cualquier hora…

A cualquier hora puedo dibujar

un cuerpo.

Conozco sus contornos

la oquedad de su pecho

la fina textura de la piel

en ese punto exacto.

Percibo la línea continua

la fuerza de las piernas.

Puedo decir de la dulce aspereza

de su sexo.

Reconstruir la totalidad

me es permitido

con los fragmentos del roce

en estas manos ciegas.

Elsa Sanguino.

De el libro “ El Guardián de la Salamandra” 1997

martes, 13 de julio de 2010

AÑOS

Mèrida-Barquisimeto 2010 026

Mèrida-Barquisimeto 2010 093

Alguna vez fueron jóvenes y vigorosos. Ellos tuvieron sueños. Curtidos de sol y frío esperan el final del camino, rodeados de neblina.

Elsa Sanguino.

Fotos: E. Sanguino

jueves, 8 de julio de 2010

PREFIERO

Prefiero sentir a pensar.
Prefiero cantar a guardar silencio por temor.
Prefiero caer de bruces en el camino, en lugar de permitir que mi cuerpo se
anquilose por la rigidez y los dogmas.
Prefiero verdades escuetas a lo turbio de las medias tintas.
Prefiero la esencia que subyace bajo las etiquetas
que el tiempo implacable corroe.
Prefiero las personas que son quienes son, sin vueltas ni dobleces,
esos llamados locos que saltan talanqueras,
y convierten las páginas del "deber ser" en barcos
que navegan por el río de la calle, en pleno aguacero.

Prefiero amar a parecer amada.

El sentir y la pasión jamás podrán ser disfraces.


Elsa Sanguino.

lunes, 5 de julio de 2010

Los Heraldos Negros

Hay golpes en la vida, tan fuertes... Yo no sé.
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé.

Son pocos; pero son... Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre... Pobre... pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como un charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes ... Yo no sé!


César Vallejo

PEQUEÑO POEMA DE AMOR

Las mariposas son palabras de colores que vuelan
las estrellas y la noche
los trajes de la muerte

todos los pasos del hombre se han perdido
los salmos y las aguas del cielo también

no venero ninguna estación
invierno o verano
es igual
para volverme un arqueólogo del XIX
maravillado en el valle de los relámpagos
donde los elefantes son pequeños
y adorables animales

así te diga
adiós bandera de país lejano
te recuerdo
que las mariposas son palabras de colores que vuelan.



Alberto José Pérez

2010 Barinas, Venezuela

viernes, 2 de julio de 2010

La amante

Soy la amante
que estrenas,
la nueva, la eterna,
la de muslos trigueños,
columnas seguras
que se abren perfectamente
para dar paso
a tu mar ancho y espeso.

Soy la de paralelas montañas,
erectas, duras,
por donde han caminado
pájaros heridos de amor.
Soy la amante nocturna,
la de noctámbulos besos,
(mis ojos, túneles profundos
donde se pierde la soledad).

Soy la de siempre, la eterna,
la que te arranca el hastío
de cada costado,
la que se tiende plácidamente,
la que se para,
la que te sorprende,
la que se quita las vestiduras
y se lava en tu río claro.

Soy la que te crucifica
con mis ojos, con mi lengua,
la que se pierde
en tu mirada lela,
la que infatigable
recorre tu cuerpo,
la que vibra con devoción
en tu silencioso mundo.

Soy ella, la eterna,
la antigua, la nueva,
la de siempre
la que se cierra
la que se abre
la de ambivalentes tardes.
Soy la que renace,
la que se abre
la que se cierra.

Orietta Lozano
Poeta y novelista colombiana nacida en Cali en 1956

La araña

La araña
Metro de París. Foto:Horacio Rosales

Contrastes

Contrastes
Foto: Elsa Sanguino.2004

El cuervo. I

El cuervo. I
Fotografia de Elsa Sanguino.2002

El Cuervo

El Cuervo
Foto:Elsa Sanguino 2002

S/T

S/T
Fotografía de Elsa Sanguino. 1999

a10tv Televisión de arte

Artist a Day: Featured Artist