miércoles, 6 de enero de 2010

Todo neurótico cabalga con su “como si”, como sombra, como peso de vida

La Biblia dice: “Por sus frutos lo conoceréis” y al neurótico, se lo puede conocer y detectar muy fácilmente, su marca es el “como si”. Sus días son una máscara continua, la hipocresía personificada, una actuación errática, forzada, hipócrita y de mucho sufrimiento y frustración psicológica. Es un ano contra natura de su ser interior, de su deseo profundo, vive fingiendo, mintiéndose y mintiendo a los demás, su conducta es forzada, reñida con la farsa.

Los “como si” mas importantes en la vida cotidiana de un neurótico son los siguientes:

a) Como si amara

b) Como si estuviera en el aquí y ahora

c) Como si hiciera el amor

d) Como si trabajara

e) Como si comprendiera

f) Como si fuera empático

g) Como si te escuchara

h) Como si te dejara hacer

i) Como si no te controlara

j) Como si te protegiera

Y la lista sigue... Pero estos son los que mas afectan las relaciones vinculares, familiares, institucionales y consigo mismo. Es un vivir con un mediocre contacto con la realidad, hay una fuga mediana de lo real. Es mejor fingir pero el desgaste energético para simular una situación es tremendo, con el tiempo, la angustia y la ansiedad irán subiendo de categoría y muy pronto llegara el vació interior; la existencia no puede pasearse por el andarivel de lo contradictorio, las mascaras del teatro se caerán muy pronto y lo real irrumpirá con fuerza, destronando toda hipocresía. No se puede vivir con semejante contradicción, entre lo que se hace, dice y siente, ¿Cuánto puede perdurar un vinculo en donde se siente por el otro amor, se dice odio y se hace con indiferencia? Los costos psíquicos de tamaño esfuerzo energético, tarde o temprano impactaran en el cuerpo, provocando un síntoma. Sentir, hacer y decir, son responsabilidades, destinos, equilibrios, verdades, es un sano juicio, un carácter menos neurótico, más coherente saludable para el propio sujeto y los demás circundantes, es la meca de todo individuo que desea ser menos neurótico.

El “como si” también es muy vendido por la sociedad actual. Con el discurso de valer mas el “parecer que el ser” el sujeto se empobrece en la realidad, viviendo un mundo de mentiras, de autoengaño, marginado del si mismo, las luces de la superficialidad, siempre alumbran y enternecen a los neuróticos. El exponerse lo menos posible, jugarse, comprometerse y asumir responsabilidades es la conducta opuesta al “como si”, el zafar, esconderse, fugarse y huir es un comportamiento favorable para el padecimiento neurótico. Para este la vida es un fango, un laberinto, un tren fantasma, sin salida para la confrontación dura y existente de lo real. La frustración será el ocaso de jornadas, meses y años en la pasarela mediocre de los afectos y las emociones.

Amar, contener, acompañar, escuchar y sentir son piedras fundamentales en la vida humana, que requieren coherencia, compromiso y responsabilidad.

Gustavo Cesar Morazzo

Mayor información referente a estos temas ver: WWW.CUERPOYPSICOLOGIA.COM.AR

No hay comentarios:

La araña

La araña
Metro de París. Foto:Horacio Rosales

Contrastes

Contrastes
Foto: Elsa Sanguino.2004

El cuervo. I

El cuervo. I
Fotografia de Elsa Sanguino.2002

El Cuervo

El Cuervo
Foto:Elsa Sanguino 2002

S/T

S/T
Fotografía de Elsa Sanguino. 1999

a10tv Televisión de arte

Artist a Day: Featured Artist